Selva negra con pedacitos de chocolate

Ingredientes

Para el bizcocho:

  • 100 g de chocolate negro
  • 150 g de mantequilla ablandada
  • 150 g de azucar
  • 1 sobre de vainillina azucarada
  • 4 huevos
  • 50 g de almendras molidas
  • 50 g de harina
  • 50 g de maicena
  • 50 g de pan rallado
  • 1 sobre de levadura en polvo

Para el relleno:

  • 4 cucharadas de kirsch
  • 6 hojas de gelatina
  • 500 g de guindas
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 600 y de crema de leche espesa
  • 2 cucharadas de azúcar

Además:

  • mantequilla para el molde
  • cerezas confitadas y rollitos de chocolate para decorar

Preparación

1 Precaliente el horno a 180 C. Corte el chocolate en trozos pequeños y derritalos al baño María. Bata la mantequilla con el azúcar y la vainillina hasta que esté espumosa. Separe los huevos. Mezcle las yemas y el chocolate frío, aunque todavía liquido, con la mantequilla batida y a continuación con las almendras, la harina, la maicena, el pan rallado y la levadura en polvo. Monte las claras a punto de nieve y mézcletas con la preparación anterior.

2 Engrase el molde, llénelo con la masa anterior, alise la superficie y hornee en la parte inferior del horno 45 minutos. Saque el bizcocho del horno y déjeto reposar al menos 3 horas.

3 Corte el pastel en tres capas y rocielas con el kirsch. Remoje la gelatina, Lave las guindas, deshuéselas, hiérvalas con el zumo de limón y 1/4 de litro de agua durante unos minutos y déjelas escurrir. Monte la crema de leche con el azúcar, deslie la gelatina exprimida en un cazo dispuesto a fuego lento, mézclela con un poco de la crema y luego incorpórela a la restante.

4 Extienda un poco de crema batida sobre la capa inferior de la tarta y cúbrala con las guindas frias; coloque encima otra capa de tarta, cúbrala con crema batida y reparta las cerezas restantes. Cubra con la última capa y recubra toda la tarta con la crema batida restante. Decore la tarta con pequeños copetes de crema aplicados con la ayuda de una manga pastelera. Decore con las cerezas confitadas y los rollitos de chocolate. En lugar de cerezas confitadas puede utilizarlas frescas y emplear virutas de chocolate en lugar de rollitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *