Torta de fresas con pistachos

Ingredientes

Para la pasta crujiente:

  • 3 huevos
  • 100 g de azucar
  • 60 g de harina
  • cáscara tallada de 1 limón
  • 150 g de almendras molidas

Para la gelatina:

  • 200 g de fresas
  • 6 hojas de gelatina blanca
  • 250 mi de zumo de grosellas
  • 4 cucharadas de azucar

Para la crema:

  • 8 hojas de gelatina roja
  • 300 g de fresas
  • 250 g de requesón o quark
  • 100 g de azúcar
  • cáscara rallada y zumo de 1 limón
  • 200 g de crema de leche espesa

Además:

  • 50 g de pistachos picados

Preparación

1 Precaliente el horno a 200 C. Separe los huevos. Bata las claras a punto de nieve y añádales poco a poco la mitad del azúcar. Mezcle las yemas con el azúcar restante hasta que estén cremosas. Añádales ta harina. la cáscara rallada del limón. las almendras y, luego, las claras a punto de nieve, Forre el molde con papel de hornear, vierta la pasta, alisela y hornee durante unos 20 minutos. Retirelo del horno.

2 Prepare las fresas y córtelas a rodajas. Remoje la gelatina en agua fria. Mezcle el zumo de grosellas con el azúcar. En un cazo pequeño deslie la gelatina a fuego lento en un poco de zumo y mézclela con el zumo restante, Viértala con las fresas en el fondo de un cuenco redondeado (de 26 cm de diámetro en el borde superior, hasta 1/3 de su volumen). Reserve el cuenco en la nevera y deje cuajar la gelatina casi del todo. Divida la pasta crujiente en 2 capas. Recorte una de las capas y colóquela sobre la gelatina.

3 Para la crema. remoje la gelatina en agua fría. Prepare y lave las fresas, reserve algunas y reduzca las restantes a puré. Destlie la gelatina sin escurrir en un cazo a fuego lento y añada al puré de fresas. Añada el requesón, el azúcar, la cáscara y el zumo de limón. Reserve la preparación en la nevera hasta que empiece a cuajar.

4 Monte la crema de leche y mézclela con el puré de fresas. Vierta esta crema sobre la capa de pasta crujiente, alísela y coloque encima la segunda capa de pasta. Déjela reposar durante toda la noche en la nevera. Separe el borde de la tarta con un cuchillo fino, y sumerja la base del cuenco en agua caliente. Yuelque la tarta sobre una fuente y decórela con rodajas de fresa y pistachos picados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *